Desafíos en el posicionamiento del vino mexicano a nivel nacional e internacional, entrevista con Salomón Abedrop

vino mexicano,
03 Octubre 2023 Central Interactiva
[Central Interactiva]

México bebe 22% más vino ahora que hace una década, tan solo en 2021 se registró un consumo de 1M de hectolitros y un consumo aproximado de 1 L por persona. Con esta información, el país se ha convertido en uno de los de mayor potencial de consumo en el mundo. En los últimos 10 años se han registrado crecimientos continuos de viñedos nacionales, un crecimiento de 24%; convirtiendo a México en el undécimo productor mundial de uva pasa y el décimo cuarto en uva de mesa. 

Para ahondar en el tema, previo a la celebración de ABASTUR 2023, Salomón Abedrop, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, compartió las expectativas, objetivos y el plan de acción que tiene el vino mexicano para seguir consolidándose en el mercado interno e internacional. 

“Una de las expectativas principales para la industria del vino y de la cadena de valor es consolidar y mantener una imagen firme hacia el exterior, puesto que el tema vitivinícola incluye las 5 vocaciones de la uva: una pasa, uva brandy, uva fruta, uva jugo y uva vino. Nuestro principal interés es reafirmar la buena imagen que tiene el vino mexicano y mantenerla tanto en nuestro país como fuera de él”, afirma Salomón. 

El presidente cuenta que para que el vino mexicano sea sostenible es necesario crear y mantener productos de calidad de la mano de la sustentabilidad del medio ambiente. “Necesitamos ser empáticos con el medio ambiente y para lograrlo es prioritario mantener la calidad que nos ha dado renombre en el extranjero. Si bien, hoy los vinos mexicanos son reconocidos y premiados en concursos internacionales, nos interesa incluir procesos que cumplan estándares sustentables”. 

Con una trayectoria de más de una década en el sector vitivinícola y un conocimiento profundo en materia de agua y sostenibilidad en el campo, Salomón aportará su experiencia para dar continuidad a la unidad y los logros conseguidos por el sector en los últimos años, hacer crecer la producción de uva nuestro país en sus cinco vocaciones y su reconocimiento internacional como productos de alta calidad.

“Nuestro principal objetivo es incrementar el sector del vino en un 35%, tanto en superficie de producción agrícola, como en producción de vinos y otros derivados que contribuyan con el bienestar de nuestra población y la economía del país”, señaló el experto. 

Actualmente, México es el 9.º productor de uva pasa, el 26 de uva de mesa y el 27 en vino de mesa. “Además, 34% del vino que se consume en México es nativo, además el sector representa la segunda fuente de empleos más importante a nivel agrícola”. 

Para el 2030 se busca incrementar de 39,965 a 54,000 hectáreas destinadas a la producción de uva en todas sus vocaciones, así como crecer de 38 a 52 millones de litros la producción de vino mexicano. 

  • Sus objetivos de la agenda de trabajo en la Mesa Directiva 2023.2025, son:
    Apoyar los planes y programas que buscan incrementar la producción de campo destinada a uva.
  • Generar un clúster de vino mexicano que favorezca su comercialización y promoción internacional.
  • Trabajar de manera unida e integrada, incentivando una mayor participación de todas las regiones y asociaciones del país.
  • Capitalizar y ampliar las alianzas, intercambio de experiencias y convenios de colaboración con organismos y otras regiones internacionales.

Aunado a ello, el CMV buscará la promoción y difusión del vino mexicano, ampliando su posicionamiento dentro y fuera del país como productor de vinos de alta calidad, cuya intención principal sea favorecer a la apertura de nuevos mercados para los productores. 

“El principal reto es hacer frente a una creciente demanda y para el CMV será necesario estar a la altura de esa demanda con el crecimiento de los viñedos y con una mayor oferta de vinos de diversos estilos de alta calidad, manteniendo los premios que se han obtenido. Claro que hay que trabajar de la mano con nuestras autoridades para que haya acciones que sean provechosas para la industria y fomenten la marca México, que genera orgullo y sentido de pertenencia en todo el país”, aseveró.

Dentro de su participación en ABASTUR, el CMV siguió consolidando alianzas con los principales actores de la industria de la hospitalidad. “Nos interesa crear relaciones duraderas con los restauranteros, hoteleros y colaboradores, brindarles toda la información necesaria, además de capacitaciones que los hagan llevar la experiencia del vino mexicano al siguiente nivel. El CMV mantiene sus puertas abiertas a todo aquel que requiera iniciar o consolidar sus conocimientos en materia de vino”, concluyó Abedrop. 

Compartir

Notas relacionadas

turismo de shopping,
hoteles,
La revolución de la experiencia y la personalización en la hotelería
hoteles,