Preparando para el maratón de fin de año

Internet Viajeros
08 Octubre 2019 Mildred Ramos - Expansión

Internet se ha convertido en el enorme campo de referencia para los viajeros. Las empresas turísticas deben dejar su huella ahí.

 

En el hemisferio norte caen las primeras nevadas: la nieve se vuelve lodo en las banquetas, el día termina a las 15:00, y las tormentas impiden la socialización. Pero del ecuador hacia el sur, el sol brilla sobre la arena y los cocos saben muy bien junto a una alberca. Así que los viajeros emigran para escapar del invierno.

 

México es un buen destino para esos prófugos del hielo. Durante diciembre pasado, por ejemplo, visitaron al país 4,291,831 turistas extranjeros, la mayor cantidad registrada desde 1980, año en el que comenzó el registro de visitantes (con datos de INEGI y Banxico).

No debemos perder de vista a los mexicanos que, gozando del periodo vacacional, se desplazan por todo el país durante las celebraciones decembrinas —y que, por cierto, sumaron 2,683,201 en ese periodo de 2018—.

 

Es una buena temporada para el sector turístico, pero fuera del mismo pocos se imaginan que los preparativos para la temporada alta comienzan al menos tres meses antes. Entrevistamos a Gustavo Bolio, director corporativo de Recursos Humanos & TI en Grupo Brisas, para que nos comparta cómo se aprestan para el rush del fin de año.

 

ABASTUR- ¿Cómo preparan al personal para la temporada alta de fin de año?

Gustavo Bolio- Hay dos tipos de preparativos. Para la temporada alta de invierno reclutamos personal temporal desde noviembre, pues desde esas fechas comienzan a llegar visitantes desde Canadá y Estados Unidos, muchos de ellos permanecerán en nuestro país hasta abril.

Normalmente, tenemos de 0.78 a 0.80 empleados por habitación, pero en temporada alta el promedio de es 1.3 por habitación.

 

A- ¿Qué tipo de personal contratan y cómo acomodan al que está de planta en el hotel?

GB- Es personal operativo: camaristas, cocineros, meseros… el personal de planta trabaja como entrenador. Nos ayudan a establecer los estándares y la cultura de trabajo que hay en la empresa.  Forman parte de la inducción que se da a los temporales.

 

A- Nos decías que hay dos tipos de preparativos, ¿Cuál es el segundo?

GB- La operación de reposición de equipo y compras de temporada alta, para que los almacenes. Comienza meses antes y el objetivo es que tengan suficientes alimentos y bebidas, sábanas, toallas, suministros y todo lo que pueda requerirse para evitar el desabasto.

 

A- ¿Qué hay acerca del manejo del estrés para el equipo?

GB- Todos nos preparamos de acuerdo con la ley 035, de impactos psicosociales (Nota: se refiere a la Norma Oficial Mexicana, NOM-035-STPS-2018, factores de riesgo psicosocial en el trabajo -identificación, análisis y prevención).  Manejamos varias actividades para reducir el estrés. Por ejemplo, los brief matutinos y las juntas departamentales, para que haya suficiente comunicación con los colaboradores, que sepan qué está pasando.

El entrenamiento también es un factor que reduce el estrés, porque le da pautas a la gente muy involucrada con el servicio. Entre el personal temporal también ayuda que tengan todas sus prestaciones y pagar puntualmente, pues a la gente le da tranquilidad saber cuánto va a ganar.



La temporada vacacional activa al sector completo, no solamente a los hoteles, también a los restaurantes, centros de catering, de transportación terrestre y aérea, así como personal de seguridad para las carreteras o de orientación al turismo. Una época que vale oro: hay que planearla detalladamente, como lo hace Grupo Brisas.

Compartir

Notas relacionadas

turismo de shopping,
hoteles,
La revolución de la experiencia y la personalización en la hotelería
hoteles,