Trazabilidad, el proceso que brinda confianza a tu cliente

trazabilidad
02 Noviembre 2021 Conexiones 365
[Foto de Tom Fisk en Pexels]

La trazabilidad no es un concepto nuevo, pero ha ido evolucionando hasta convertirse en una solución tecnológica que ayuda a reforzar la confianza del consumidor, y para ti como empresa es indispensable en el proceso de contratación de proveedores.

¿Has escuchado hablar del blockchain? Seguro que sí. Aunque tal vez lo conozcas como un sistema diseñado para operaciones con criptomonedas como bitcoin, y estás en lo correcto, sin embargo, también funciona para dejar constancia de todo tipo de transacciones, como aquellas relacionados con la cadena de suministros de los alimentos,  con la ventaja de que los datos no se pueden manipular, lo que garantiza la veracidad de la información.

Para la cadena de suministros el blockchain significa operaciones más ágiles, y una gestión y rastreo más sencillos sin importar el tamaño de los contenedores o la cantidad de producto.

Cuando hablamos de productos perecederos, como alimentos. No sólo es importante conocer el dónde, sino también, el cómo. Para garantizar la seguridad y calidad, hay que ser capaces de acreditar a lo largo de toda la cadena, que las condiciones óptimas de conservación se han mantenido.

De acuerdo con Consumo Responde, el sistema de trazabilidad implantado en cada empresa debe implicar a toda la cadena alimentaria. El ámbito de aplicación del sistema de trazabilidad puede ser:

  • Trazabilidad hacia atrás: a partir de un producto intermedio o final, permitirá obtener de forma ágil la información relevante asociada a dicho producto, hasta llegar al origen de las materias primas. Puntos para considerar en cada empresa serán: nombre y duración de proveedores, mercancía recibida con su identificación, número de unidades y fecha de duración mínima o fecha de recepción. En general, esta trazabilidad será necesaria siempre que exista suministro alguno de productos por parte de un proveedor. 
  • Trazabilidad del proceso: permitirá vincular los productos que entran en una empresa con los que salen. Aspectos relevantes en este punto serán la identificación de los productos obtenidos como resultado de las operaciones desarrolladas en la empresa, a partir de qué productos, número de unidades de venta producidas o qué procesos se han llevado a cabo y cuándo. En general, esta trazabilidad será necesaria cuando exista cualquier tipo de combinación, mezcla o división de los lotes o agrupaciones de productos que se reciben. 
  • Trazabilidad hacia delante: permitirá conocer dónde se ha distribuido un determinado producto. Con ella, a partir de una materia prima se puede conocer el producto final del que ha formado parte. Se deberán tener en cuenta en cada empresa el nombre y dirección de la clientela, las mercancías distribuidas y la fecha de salida del establecimiento. En general, esta trazabilidad sólo se puede obviar cuando los productos vayan destinados de forma exclusiva a la persona consumidora final.

La seguridad de los alimentos y la trazabilidad ocupan los primeros lugares entre los temas de discusión alrededor del mundo, de ahí la importancia de que conozcas más al respecto y comiences a enfocar tus estrategias en dicha dirección.

Compartir

Notas relacionadas

alimento para todos,
ciemsa foodservice,
Claves para la fidelización de clientes en HORECA
gastronomia sostenible,