2019 es el año en el que Airbnb tuvo que cambiar sus reglas

AIRBNB
22 Enero 2020 Mildred Ramos - Expansión

La plataforma hizo una intensa labor de relaciones públicas, siempre en un tono receptivo, para afrontar las protestas y regulaciones que le cayeron encima en este tiempo.

 

Airbnb, la plataforma de hospedaje, planea salir a la bolsa en 2020. Pero antes tendrá que ajustar varias tuercas de su maquinaria. Así lo ha anunciado, pero también así se le ha exigido desde distintos países, donde el sector hotelero ha elevado el nivel de demandas para limitar el desarrollo del fenómeno que se ha erigido como un gran competidor.

 

En Nueva York, París, Madrid, Berlín y Barcelona ya ha pasado por la experiencia de las tensiones alrededor de una nueva regulación. Más impuestos, prohibición de operar en determinadas demarcaciones y mayores revisiones de seguridad en los inmuebles que participa, son algunos de los elementos a los que ha debido enfrentarse.

 

Su tremenda popularidad no solamente ha afectado a los hoteleros: también a los habitantes de las ciudades más turísticas. Los propietarios de inmuebles en Nueva York, París, Atenas, Berlín, Madrid, Barcelona… saben del atractivo de sus ubicaciones y lo alquilan para Airbnb. Les resulta un ingreso más atractivo que en rentas “regulares”.

 

De esa forma, los precios por metro cuadrado en esas ciudades, de por sí presionados, se fueron a las nubes. Los lugareños no pudieron pagarlos y debieron mudarse. Es decir, se generó un proceso de gentrificación: escasez de oferta de vivienda y exclusión de la clases media y trabajadora de esas zonas. 

 

Por eso es que también los gobiernos de las ciudades han intervenido en la regulación de Airbnb.

 

La compañía californiana ha mostrado una actitud receptiva a las indicaciones. De hecho, ha señalado varios cambios en su gestión para adecuarse a las exigencias. Tiene razones de sobra para hacerlo, como una forma de defender su negocio: tan solo en el segundo trimestre de 2019 facturó más de 1,000 millones de dólares (mdd).

 

La firma, que hasta que cotice en bolsa estará obligada a publicar sus resultados, al cierre de 2017 fue valorada en 30,000 mdd. Es un gigante del hospedaje creado en una era en la que se ha hecho turismo como nunca antes, en toda la historia.

 

Los cambios de Airbnb

 

Airbnb está en un proceso de auditoría de la plataforma, para corroborar la veracidad de los datos que ahí se publican. Anunció esto en octubre de 2019 y estableció como meta el 15 de diciembre de 2020 para revisar todos y cada uno de los siete millones de sitios en renta que aloja.

 

Las agencias de información señalaron que el anuncio fue dado por Brian Chesky, uno de los cofundadores de la compañía, quien detalló que se verificará la exactitud de la información publicada en el sitio, incluida la dirección y fotografías, así como todo lo que concierne al estado de la vivienda, la seguridad y el equipamiento prometido a los usuarios de la plataforma. 

 

Añadió otros cambios:

 

  1. A partir del 15 de diciembre de este año reubicará o reembolsará el dinero de los usuarios que no estén satisfechos con el inmueble alquilado. 
  2. Establecerá una línea de comunicación directa, que funcionará 24/7, para recibir quejas y dudas. Ha prometido que quienes atiendan serán personas (y no sistemas de mensajería o chatbots), para resolver las eventualidades que se presenten. Esto, a partir del 31 de diciembre de 2019 y solamente en Estados Unidos, en una primera fase. Pero la compañía ha dicho, también, que a lo largo de 2020 extenderá el servicio a todos los lugares donde tiene presencia.
  3. Quedan prohibidos los alquileres para organizar fiestas. Esto de aplicación inmediata y en todo el mundo. La decisión se dio luego de que la firma vivió un auténtico Halloween del terror, pues justo e durante ese festejo en California, en una propiedad que había sido rentada a través de la plataforma para organizar una fiesta, se registró un tiroteo en el que murieron cinco personas.

 

Rechazo a la europea

 

La Secretaría de Turismo de la Ciudad de México calcula que, en esta localidad, quienes se hospedan en plataformas representan 5?l total mensual de los viajeros que visitan la capital. En números absolutos, detalla esta estadística, alrededor de un millón de personas se hospedan en CDMX a través de Airbnb y otras plataformas.

 

Airbnb dio a conocer el monto correspondiente a la retención y pago del impuesto de hospedaje en la Ciudad de México, el cual corresponde a 90.3 millones de pesos entre junio de 2017 y octubre de 2019.

 

Si bien la afectación no es menor para el sector hotelero, lo cierto es que las protestas no alcanzan todavía el nivel de sus colegas en Europa.

 

En París, por ejemplo, los hoteleros franceses calificaron de "indignante" la elección del Comité Olímpico Internacional (COI) de tener un patrocinio con Airbnb y, por lo tanto, suspendieron su participación en la organización de París-2024.

 

Ante el anuncio, Tony Estanguet, presidente del Comité de Organización de los Juegos Olímpicos 2024, señaló que atletas y otros participantes estarán usando la infraestructura hotelera de la ciudad parisina. 

 

Esto, como un episodio más del rechazo que levanta, cada vez más, Airbnb entre el sector hotelero mundial. En 2019 fue muy claro y debió capotear el temporal. Pero probablemente no sea sino el principio de una oleada que podría intensificarse en el momento en que haga su colocación bursátil, como lo tiene planeado, el próximo año.

 

(Con información de agencias, Sectur-CDMX y Expansión.com)

Compartir

Notas relacionadas

turismo de shopping,
hoteles,
La revolución de la experiencia y la personalización en la hotelería
hoteles,