Los 3 escenarios para el turismo mexicano en la crisis sanitaria

Turismo
14 Abril 2020 Gabriela Rivera

La recuperación de la industria podría tardar 18 meses, si todo sale bien y se controla la pandemia lo antes posible. 

La pandemia de COVID-19 tendrá un impacto directo en el Producto Interno Bruto (PIB) turístico de México; éste podría caer entre 0% y hasta 5% al cierre de este año. ¿De qué depende la caída? Del giro que tome la pandemia en todo el mundo.

El turismo ha sido una de las industrias más afectadas por la crisis sanitaria que se vive actualmente. Datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) señalan que las pérdidas podrían ser de hasta 50 mil millones de dólares, y la recuperación de este sector podría tardar hasta 18 meses.

“Nadie se salva, es la crisis más grande que ha tenido el sector y se ha comparado con un tsunami a la industria”, asegura Teresa Solís, experta en la industria turística de Deloitte,

El estudio Coronavirus y turismo, elaborado por el Centro de Investigación y Competitividad de la Universidad Anáhuac, analizó la situación actual que vive el turismo a nivel mundial y estableció tres posibles escenarios para la industria en México.

  1. La pandemia se limita a China, Italia, Corea del Sur e Irán, no hay un avance explosivo en Estados Unidos y los casos de México se mantienen controlados. Esto genera una reducción en la llegada de turistas al país, pero el mercado doméstico resiste las afectaciones.

En este escenario el PIB turístico podría caer entre 0 y 1% para este año.

  1. La pandemia se expande a España o Japón —además de las naciones ya mencionadas—, pero en Estados Unidos la enfermedad avanza sin tregua, por lo que los viajeros restringen sus salidas de manera significativa, afectando negativamente la llegada de turistas de este país a México. A pesar de eso, el mercado doméstico sigue resistiendo.

Aquí, el PIB turístico se desploma entre 1% y 3% en este 2020.

  1. En el último escenario, las afectaciones del virus se extienden por todo el mundo, la enfermedad se propaga en Estados Unidos y los casos en México se cuentan en miles, por lo que se deben aplicar medidas más severas de mitigación. Esto provoca la caída de visitantes extranjeros y el mercado interno se paraliza durante semanas, reduciendo el consumo interno.

Esta es la peor situación, pues el PIB turístico se cae entre 3% y 5%, generando datos negativos hasta 2021.

Teresa Solís explica que el sector prevé que las afectaciones más severas ocurran en marzo, abril y mayo, ya que no habrá servicios durante Semana Santa y el spring break de los estudiantes estadounidenses.

Sin embargo, la industria espera recuperarse en la época de verano, si es que las medidas de cuarentena y las restricciones gubernamentales no se extiendan más tiempo.

“Para entonces la pandemia tiene que estar controlada y podremos reactivarnos cuando esto ocurra. Esto puede extenderse por varias semanas más, pero debemos garantizar que no haya un repunte y tuviéramos que resguardarnos otra vez”, dice Solís.

Sin embargo, la recuperación no será rápida. La especialista en turismo señala que regresar a los niveles de gasto que se tenían hasta antes de la pandemia podría tomar hasta 18 meses, pensando en que haya una recuperación gradual; de lo contrario podría tardar mucho más.

Para ello, dijo, se requiere que el gobierno retome su papel de líder de la promoción del turismo y contribuya a crear estrategias económicas que permitan superar la crisis que se vive actualmente.

“Otros países están trabajando en cómo reactivar su turismo. Ahorita no vemos eso en el gobierno mexicano, solo algunos estados lo están haciendo, pero debemos enfocar esfuerzos en hacerlo”, puntualiza Solís.

 

Compartir

Notas relacionadas

turismo de shopping,
hoteles,
La revolución de la experiencia y la personalización en la hotelería
hoteles,